blog fsestructuras

Capítulo 3 de Ecua: Copérnico

21 marzo 2013

 

 

Al día siguiente ya tendría tiempo de comentar con los demás todos los aspectos técnicos que debían revisar

El tercer capítulo de Ecua, el cuento de papá a sus M&M está servido con el nombre de Copérnico. Aquí tenéis el comienzo:

Pedro fue ascendido a comandante por exigencias de sus nuevas responsabilidades, y porque si iba a estar al mando de su amigo el comandante Hadi, él no debía tener un rango inferior. Por extensión, todos los jefes de equipo fueron de hecho ascendidos para evitar conflictos y darles la autoridad necesaria.

El tiempo que a Pedro y a su equipo se le concedió para acondicionarse para el viaje, de la estación del Ejército de los Planetas Habitados, donde trabajaba, hasta los astilleros donde se estaba acabando de construir la Copérnico fue de una semana escasa, tal era la prisa por trasladar a los ingenieros para que cuanto antes solucionasen los problemas que parece que existían con la nave. 

Las instalaciones donde se estaba construyendo la Copérnico, los astilleros Mars Earth Cord eran ya enormes antes de la ampliación. Cuando se construyeron tenían la capacidad de armar de forma simultánea una sola nave de carga marciana, y a lo largo de los siglos se fue ampliando hasta tener la capacidad de construir los segmentos y armar a un mismo tiempo hasta tres grandes naves cargueras. Esto fue antes de la última ampliación, la que se acometió ochenta años atrás para albergar la mayor nave jamás construida por el ser humano.

Si queréis seguir leyendo este fascinante viaje a otros mundos: aquí tienes el capítulo 3 completo, y los dos primeros.

El cuento de papá.