blog fsestructuras

…casi 600 puntos de espectación

11 febrero 2016

 

 

Jorge e Ignacio fueron los encargados de jugar en la mesa… y lo hicieron increíble

 

Para los que no sepáis mucho de qué va esto, unas pocas palabras. El reto de la FLL incluye la defensa del proyecto científico, del proyecto de valores y del proyecto robótico, pero también es jugar. Se trata de jugar con los robots que has construido y debes de lograr la máxima puntuación cumpliendo una serie de objetivos que se plantean sobre la mesa.

La mesa de este año era compleja. Hay que estudiarla bien para saber cuáles son las fórmulas que mejor resultado dan. Se trata de todo un ejercicio de análisis, hipótesis y conclusiones. Al final, nosotros decidimos asegurar puntos. En los entrenamientos llegamos a lograr 670, 14 veces seguidas. Como no nos dio tiempo a crear el quinto dios, había puntos que ni siquiera contemplamos.

El día de la competición tienes tres oportunidades para lograr la máxima puntuación. Aqueloo no logró estar cómodo y cometió tres veces seguidas el mismo error. Esto puede suceder: al fin y al cabo, entrenamos en nuestro tapete. Luis Amigó Curiosity nos invitó en dos ocasiones a entrenar en su tapete y gracias a ellos afinamos pequeñas cosas pero claves.

Al final, logramos la tercera posición después de los dos equipos de referencia de MTorres. Pero dejadme que os apunte una cuestión: si hubiera premio a la regularidad sería para nosotros porque si bien ellos nos ganaron porque hacer más puntuación, nosotros nos mostramos los más fiables.