blog fsestructuras

Concursando como estructuralistas

4 noviembre 2013

 

 

Acudimos a la invitación del Gobierno de Navarra a un concurso

El pasado septiembre recibimos con sorpresa la invitación del Gobierno de Navarra para participar en un concurso. Se trataba de la adjudicación de la contratación de asistencia técnica para la adaptación del proyecto y la dirección de obra de la segunda fase de construcción del Instituto de Educación Secundaria Obligatoria ‘Iñaki Ochoa de Olza’ en Ezkaba, Navarra.

FSESTRUCTURAS no somos un estudio de arquitectura, aunque nuestro es el recálculo de la Fase primera. Si bien es cierto que quien dirige la ingeniería es arquitecto, nuestro trabajo es calcular estructuras, concebirlas, optimizarlas y entregar propuestas que mejoran los proyectos. El valor añadido es que atendemos, comprendemos y respetamos el trabajo del arquitecto, pero al mismo tiempo atendemos, comprendemos y ayudamos a las constructoras y promotoras a llevar a buen término la obra. En más de una ocasión -y alguna es muy significativa- gracias a la intervención de FSESTRUCTURAS se ha podido llevar adelante una obra puesto la afinación del cálculo ha hecho viable el proyecto.

En fin. Que recibimos la invitación y podíamos haberla agradecido pero declinado, o podíamos habernos limitado a cumplir el expediente, más cuando todo indicaba que los otros dos invitados iban a utilizar nuestro servicio en el caso de ser ganadores. Y uno de los dos iba a ganar. Y nosotros con ellos.

Sin embargo optamos por la respuesta más quijotesca. Tal vez movidos por nuestras ganas de aprender y de atender retos, y también, lo reconocemos, porque se nos presentaba por primera vez la oportunidad de que un estudio estructuralista optara como un igual con estudios de arquitectura. Es decir: se dotaba a la empresa que proyecta la estructura de una categoría que en otros países la tiene reconocida.

En Francia el estructuralista no es una subcontrata del proyectista. En México, el estructuralista es contratado a la par que el arquitecto. En España, la ACE lleva muchos años reclamando la mejora que supondría si esto fuera así. No es una cuestión de ocupar un lugar u otro. Es cuestión de que el valor de una buena ingeniería estructural en coherencia con el proyecto arquitectónico es cuantitativo y cualitativo.

En definitiva: en FSESTRUCTURAS decidimos presentarnos. Para ello, obviamente, debíamos contar con un estudio de arquitectura. Aquí se abría de nuevo un dilema. Si algo conocemos en FS es la calidad de los estudios arquitectura de Navarra. Muchos de ellos son nuestros clientes. Muchos de ellos lo son desde hace muchos años. Y a todos les tenemos respeto, cariño y reconocimiento. Así que debíamos pensar en cuál depositábamos la confianza y les pedíamos que depositara la confianza a su vez en nosotros. La elección era muy compleja, delicada y arriesgada.

La elección recayó en OFS Architects. El estudio de Alfonso Orueta, Diego Fernández y Jaime Suescun. Reconocidos arquitectos con muchos concursos ganados. Entre todos hicimos un gran trabajo. Para FS nos sirvió para vivir lo que ya adivinamos: la dificultad de concursar, la tensión a la que se somete a un equipo, la necesidad de que el equipo se sostenga en la confianza y la lealtad. Todo esto hemos ganado. No pudimos lograr el primer puesto. Pero es lo que sucede con las quijotadas. Si no, no son quijotadas.

Quedamos en segundo lugar. Las diferencias entre las tres propuestas fueron centésimas de puntos. Desde aquí felicitamos al ganador.

Por cierto: La imagen que acompaña a este post es del Documental de Iñaki Ochoa de Olza, el himalayista que da nombre al Instituto objeto del concurso. El documental documental acerca su figura y su valor. No os lo perdáishttp://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-pura-vida-vida-inaki/1722450/ Iñaki Ochoa de Olza es un ejemplo y Arena Comunicación hizo un trabajo fantástico que vio reconocido con un premio en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián en 2012.

Por cierto dos: Aunque no por este caso en concreto, el tema del concurso sí nos da la oportunidad de dejar por escrito algo que hemos escuchado y hemos dicho muchas veces: las bajas en las cotizaciones de los concursos no deberían ser suicidas. Es intolerable que una administración pública premie las bajadas suicidas. Un estudio de arquitectura con las cargas impositivas, con las cargas sociales y con los gastos a los que debe hacer frente no puede ser sometido al chantaje económico de tener que tirar el precio de su trabajo. Es intolerable que la administración pública no solo tolere, sino que protagonice quitas del 50%. El colegio de arquitectos debería ejercer su función y velar para que las bajadas no superen lo razonable.