blog fsestructuras

Hydroball, by FSINGENIUM de FSESTRUCTURAS

30 agosto 2018

Hydroball, un Iot SmartAgro ‘cultivado’ por el grupo teenagers de FSIGENIUM, será desarrollado por los ingenieros de FS y está liderado por Fernando Sarría.

Fue en 2014 cuando Fernando Sarría conformó un equipo de niños y niñas para que, participando en el campeonato de la FLL, desarrollaran bajo el valor de la excelencia su talento y sus capacidades. La empresa le confió la acción de RSC (Responsabilidad Social Corporativa) y rubricó la decisión destinando un capítulo del presupuesto anual a la actividad.  Además, se han utilizado las sinergias entre el conocimiento del equipo de ingenieros, y otras relaciones, como la establecida entre FSESTRUCTURAS con la Universidad Pública de Navarra. Se evidencia asimismo que el altruismo y el disfrute de compartir conocimiento con los niños son recursos infalibles para reforzar la acción RSC.

La innovación en FSESTRUCTURAS, como el Iot Hydroball, es dual.

Por una parte la encontramos en el método de madurar y cultivar una idea innovadora en la relación establecida por la acción de Responsabilidad Social Corporativa de la empresa FSESTRUCTURAS, y por otro la capacidad de la empresa de aprovechar el resultado innovador y abrir una línea de negocio dentro del departamento de I+D+i.

Esencia de la innovación. El grupo de niños y niñas liderados por el arquitecto Fernando Sarría, CEO de FSESTRUCTURAS logra en el ejercicio de una actividad lúdica y seria: competir en el Campeonato Mundial de First Lego League (FLL) desarrollar un proyecto científico con tal rigor que el equipo de ingenieros de I+D+i de la empresa (llamado FSINGENIUM) lo convierte en un proyecto de desarrollo para una línea de negocio. El proyecto ha sido reconocido con el Global Innovation Award, premio que otorga la Fundación FIRST y al que aspiran 35.000 equipos de todo el mundo. En la fase final, en San José (California) un jurado de expertos de Silicon Valley analizan los 20 mejores proyectos. En junio de 2018, el equipo FSINGENIUM team de FSESTRUCTURAS fue reconocido como el mejor del mundo.

Punto de partida. El origen de Hydroball lo encontramos en el equipo de chavales que lidera Fernando Sarría para participar en el Campeonato Mundial de la FLL. La fundación americana FIRST (For Inspiration and Recognition of Science and Technology) les reta a descubrir un problema del agua y a darle una solución innovadora. En la aplicación del método científico, los chavales de entre 10 y 16 años, evidencian que el agua es una necesidad básica y es un bien escaso. El crecimiento demográfico obliga a gestionar la disponibilidad de los recursos hídricos de manera eficiente y coherente con el desarrollo sostenible. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), alrededor del 70% del consumo mundial de agua dulce es utilizado por el sector agrícola. El porcentaje alcanza el 80% en las regiones del sur de Europa, como Navarra, donde el agua obliga a un uso sostenible.

El objetivo de Hydroball by FSINGENIUM es mejorar la eficiencia de la gestión del agua en la agricultura, optimizando la eficiencia en el riego. Los sensores actuales de humedad del mercado logran reducir significativamente (entre 25 y 40%) la cantidad de agua para riego y mantener los niveles de cultivo. Sin embargo, en la actualidad, el uso de estos sensores de humedad no está muy extendido, se limitan a fines de investigación y para cultivos que tienen un alto margen económico.

Pasos dados. Se ha diseñado un prototipo de Hydroball y experimentado su doble medición. Se ha patentado el invento. En este momento, el equipo de ingenieros de I+D de FSESTRUCTURAS ha asumido el proyecto para darle una dimensión empresarial. Incluye el diseño y la programación de la puerta de enlace que resuelve la comunicación entre la red hidroeléctrica e Internet y la plataforma remota, ya que es parte de la infraestructura en la nube.

Por el momento, Hydroball es objeto de inversión. Todos los recursos han sido asumidos por FSESTRUCTURAS. La acción indirecta de fortalecer el equipo de I+D nos ha permitido mejorar el posicionamiento competitivo en la nueva línea de negocio abierta en FSESTRUCTURAS en 2016 centrada en el desarrollo de software e Internet 4.0

En 2018 se ha aprobado una subvención del Gobierno de Navarra a través de Fondos FEDER para los dos años de Investigación que cubre el 32% del presupuesto de desarrollo por lo que la empresa está buscando nuevas fuentes de financiación para hacer realidad el proyecto.

Hydroball by FSINGENIUM es IoT del Smart Agro presenta como factores novedosos:

En el mercado hay diferentes maneras de medir la humedad del suelo, pero ninguna de ellas muestra:

La dualidad en las variables medidas aumenta la confiabilidad de las lecturas y proporciona información indirecta sobre el tipo de suelo (con la ventaja de no tener que calibrarlo para diferentes tipos de suelo).

Hydroball tiene un menor costo económico que las escasas alternativas que se encuentran en el mercado.

Hydroball logra autonomía a través de internet, se eliminan los cables. Por lo tanto, permite deshacerse de problemas, ya que pueden verse afectados por herramientas y vehículos utilizados en la agricultura. En este momento en el mercado no existen dispositivos inalámbricos, como lo es este.

La forma esférica facilita la versatilidad en la colocación y proporciona un mejor contacto con el suelo que otros dispositivos. Presenta mayor versatilidad, mejor contacto con el suelo y una colocación más fácil.

Hydroball desarrolla un sistema con varias ventajas:

 

No causa daño a la tierra.

No requiere mucho mantenimiento ni una instalación compleja.

Es fácil de colocar y fácil de usar a través de lecturas sencillas en dispositivos electrónicos.

Es adaptable a diferentes tipos de suelo, incluso con la combinación de ambas variables podemos diferenciarlas sin necesidad de calibración, y

No necesita procedimientos complejos o la necesidad de implementar medidas de seguridad para su gestión.

Hydroball beneficiará a una gran parte del sector agrícola, desde los grandes agricultores, las empresas agrícolas y las cooperativas, así como a los pequeños agricultores (por su costo moderado), además del sector de la jardinería ornamental o recreativa; e incluso a áreas naturales protegidas de monitoreo de agua no invasivo.

Hydroball optimiza además el uso de los recursos naturales del agua. Evita las pérdidas de agua en los campos y evitar que los nutrientes y productos químicos se eliminen por percolación. Finalmente, se controlan las consecuencias ambientales debidas al riego excesivo, lo que aumenta la calidad del agua para el consumo humano.

El valor del aprendizaje.

El primer aprendizaje ha resultado de la acción mantenida a lo largo del tiempo de la RSC: acompañar a un grupo de niños y niñas en su desarrollo intelectual y de conocimiento, con el valor de la excelencia como punto de llegada. El proceso ha cumplido las expectativas y se ha fortalecido en su relación con la empresa hasta el punto de compartir espacio físico con el Departamento de I+D.

En relación a la innovación del proceso, su aplicación no deja duda que se ha alcanzado los beneficios pretendidos. El resultado evidencia que al sostener en el tiempo un modelo de RSC y dotarle de recursos, herramientas y conocimiento, conduce a un final del proceso que confluye en un proyecto, este sí empresarial, y por supuesto, innovador.

En relación al proyecto Hydroball en concreto, el aprendizaje es continuo y comienza con el descubrimiento, la compartición de conocimientos y el desarrollo del método científico. Se precisa de colaboración por parte de especialistas, algunos de ellos (doctores de la UPNA) acompañarán en el futuro al Departamento de I+D en el desarrollo final del invento. Son decenas los artículos científicos y las revistas especializadas consultadas para poder acercarse a un know how desde el cual avanzar en la idea. Profesionales sobre Ingeniería Agrónoma, expertos en materiales, profesionales en electrónica, expertos en cerámica… han estado presentes en el camino del descubrimiento.

El origen de la Hydroball está en buscar un problema y en ingeniar una solución. Todo el proceso debía funcionar bajo el paradigma de la innovación. Y la innovación solo lo es si tiene en cuenta su aplicación real, su llegada al mercado y su encuentro con el cliente. Por lo tanto, en el proceso continuo de desarrollo se ha convenido con el cliente sus necesidades y la satisfacción de las mismas. Además, existe un valor genuino de los niños y niñas que ‘cultivaron’ la hidro bola, y es su conciencia con la sostenibilidad. En su generosa acción de estudio y de tiempo dedicado a un sueño cuya recompensa, si la hay, es la satisfacción de un reconocimiento, incluyen siempre la necesidad de desarrollar un futuro en el que la sostenibilidad condicione la rentabilidad de un proyecto, también la del cliente.

El presente del futuro

Como dicen sus inventores, la Hyrdoball ha mejorado el futuro del campo. Cuando Hydroball alcance su lugar, atendiendo a los experimentos desarrollados por el prototipo,

Las bolas hidráulicas medirán la cantidad de agua y tensión con la misma eficacia que, al menos, los dispositivos actuales.

Harán medidas estables en los diferentes sustratos.

La combinación de datos de los dos sensores ofrecerá datos confiables.

En el siguiente paso de diseñar y programación de la puerta de enlace se resolverá la comunicación entre la red hidroeléctrica e Internet y la plataforma remota, ya que es parte de la infraestructura en la nube. Por eso, al logotipo le acompaña la leyenda “de la raíz a la nube”.

Importantes empresas del sector agrario de Navarra han mostrado su interés por el proyecto. Aplaudieron la oportunidad y la preocupación por los recursos de agua en la actualidad y en futuro y sus consecuencias en el medioambiente y la rentabilidad del sector. La impresión general de los expertos es muy favorable condicionando el proyecto a su correcto funcionamiento, al abaratamiento de la tecnología y a la fácil lectura de los datos. Gusta el precio, la condición dual, su adaptación al tipo de suelo y su autonomía; la mejora respecto de los sensores actuales. Han ofrecido sus campos para las futuras pruebas.